Volver al inicio   Consultas online   Enlaces de interés   Català  
Quienes somos   Donde estamos   Areas   Biblioteca
  Trastornos de
ansiedad
 
La ansiedad patológica
produce un efecto de “atasco”
en la vida.
Cuando nuestro sistema de alarma se dispara sin causas aparentes.
Todos padecemos ansiedad habitualmente porque se trata de una función mental que resulta de nuestra determinación evolutiva, estrechamente relacionada con nuestro sistema de alarma contra el peligro. Esta función normal de la ansiedad puede verse, sin embargo, alterada, determinando negativamente la personalidad y hasta puede alcanzar la dimensión de trastorno claro y reconocible que conviene tratarse con psicoterapia, y eventualmente, con terapia psicofarmacológica de apoyo.
¿Cuándo se vuelve patológica la ansiedad?
La ansiedad normal es la que nos incita a funcionar mejor en la vida, prever los problemas y conservar el cuerpo, siempre como una respuesta a los estímulos de nuestro entorno. Sin embargo, cuando la ansiedad es patológica, nos bloquea y nos obsesiona. Puede llegar a crecer con el tiempo, hasta convertirse en una parálisis mental y física que nos deja incapacitados para rendir con nuestros compromisos de vida y relacionarnos con los demás de modo adecuado.
Las personas que padecen ansiedad suelen temer el estigma social y la incomprensión de su entorno. Se sienten débiles por no ser capaces de sobrellevar o dominar su ansiedad y temen comunicar a los demás su pánico, temiendo quedar aislados de su entorno. En general, se sienten avergonzados, temen perder el control de sí mismos ante los demás y a menudo pueden llegar a sentir que se están volviendo locos.
La ansiedad íntima tiene
muchos rostros externos:
 
•  Miedo
•  Ataque de pánico
•  Pensamientos que no cesan en nuestra cabeza y no nos dejan dormir
•  Irritabilidad
•  Agresividad o rabia
•  Culpabilidad y vergüenza, entre muchos otros.
La ansiedad patológica simboliza las dificultades de nuestra mente para sobrellevar una lucha mental, propia e individual, que remite a algún problema personal, en el ámbito familiar, laboral, interpersonal, biográfico, etc. que se puede reconocer y tratar en el espacio de un tratamiento psicológico, que ayuda a las personas a sentirse más íntegras consigo mismas y con su entorno.
 Volver
 
 
  Volver al inicio   Aviso legal   Mapa de la web   Última actualización: 21/08/2017